La suelta del Perro Maldito en La Galga

Según el santoral católico, hoy es día de San Bartolo, patrón del barrio de La Galga, en el municipio de Puntallana (La Palma – Islas Canarias). Cuenta la leyenda que en la víspera de este día, el Perro Maldito (El Diablo) anda suelto por las calles de este barrio, excusa que desde antaño es usada por la muchachada del barrio para realizar travesuras tales como intercambiar las macetas de los vecinos u otras pillerías varias.

Desde 2007, un grupo de vecinos del barrio ha estado representando una alegoría de la victoria del Bien sobre el Mal, precedida de la suelta del Perro Maldito (un mascarón con forma de diablo y cuerpo de gusano que recuerda a los Dragones del año nuevo chino) que recorre las calles de la vecindad atemorizando a la chiquillería y “sembrando el mal” allá por donde pasa.

Según recoge en su blog la historiadora M. Victoria Hdez. en el artículo de G. Vives del Moral: “Alrededor de una fiesta” (Diario de Avisos, 22-08-1961), el autor recoge las antiguas creencias del barrio: “que en otros tiempos lo llamaron La Gran Galga, ha de celebrarse este año, como en los anteriores, la fiesta del Apóstol S. Bartolomé […]. En tales días, y según la tradición, el demonio está suelto y San Bartolomé viene a ser un encargado de dominarlo y amarrarlo. Por eso dicen, lo tiene a sus pies atado con una cadena. Y muchas personas crédulas, llevadas por su fe, acuden al templo a implorar al Santo amarre al perro maldito”. Apunta el autor en ese mismo artículo que los vecinos tenían costumbre de rogar al Santo con el siguiente pareado: “San Bartolomé bendito, amarra el perro maldito”.

Sin más, os dejo con algunas instantáneas de esta representación relativamente reciente, pero basada en una tradición que lleva muchos años teniendo lugar por aquellos lares:


Cabezas de ajos son dejadas en las esquinas del pórtico de la ermita, pues según la tradición pagana, alejan los malos espíritus.

Cabezas de ajos son dejadas en las esquinas del pórtico de la ermita, pues según la tradición pagana, alejan los malos espíritus.


Los niños huyen del Perro Maldito en su deambular por las calles del pueblo.

Los niños huyen del Perro Maldito en su deambular por las calles del pueblo.


El Perro Maldito 'siembra' su mal en los negocios del barrio.

El Perro Maldito ‘siembra’ su mal en los negocios del barrio.


Algún intrépido chiquillo que osa instar al Perro Maldito luego se ve sorprendido.

Algún intrépido chiquillo que osa instar al Perro Maldito luego se ve sorprendido.


El Perro Maldito, ya en forma de Diablo inicia un ritual con su ejército.

El Perro Maldito, ya en forma de Diablo inicia un ritual con su ejército.


Tras el ritual, el Diablo es sorprendido por la aparición del Arcángel San Miguel, que viene instado por San Bartolomé para proteger a sus vecinos.

Tras el ritual, el Diablo es sorprendido por la aparición del Arcángel San Miguel, que viene instado por San Bartolomé para proteger a sus vecinos.


El Diablo y San Miguel Arcángel combaten simbolizando la lucha entre el Bien y el Mal.

El Diablo y San Miguel Arcángel combaten simbolizando la lucha entre el Bien y el Mal.


San Miguel Arcángel invoca a la Cruz, que con su luz, debilita y derrota al Diablo.

San Miguel Arcángel invoca a la Cruz, que con su luz, debilita y derrota al Diablo.


El Diablo y su ejército acaba rendido y expulsado de las calles del barrio.

El Diablo y su ejército acaba rendido y expulsado de las calles del barrio.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies