Conjunción de Mercurio, Venus y Júpiter

En la tarde de ayer pude disfrutar de la compañía de mi amigo Leopoldo Martín (Doctorando en Física y autor del blog Un Canario en Michigan) con motivo de la conjunción de los planetas Mercurio, Venus y Júpiter. No es el tipo de fotografía que suelo hacer (eso lo dejo para “puntales” como Daniel López), pero la buena compañía y el recuerdo de la experiencia anterior, con motivo del eclipse lunar, hicieron que me encontrara en el mirador de Chipeque al ocaso.

Desenfoque en PlanetaEn la experiencia pude aprender que cuando en la ampliación máxima que te permita tu cámara, un planeta se muestra como un punto más oscuro en el interior que en su borde, has cometido un error en el enfoque, aunque en el visor no seas capaz de apreciarlo o incluso tengas que hacer zoom en vez de ver la fotografía a pantalla completa.

Era día de luna llena, por lo que una vez los planetas se escondieron en el horizonte -formando unas aberraciones cromáticas muy curiosas por lo que observé mediante el telescopio- quedaba la opción de tomarle capturas, o regresar con la misma para la casa, porque las “noches de luna” no son las idóneas para sacar cielos estrellados. Sobra decir que escogimos la primera opción. Os dejo una foto de la efemémeride astronómica y un mini-timelapse de la luna pasando entre los árboles (que me recuerda que tengo que hacerle una limpieza al sensor).


Conjunción de Mercurio, Venus y Júpiter


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies